¿Qué es la serigrafía? Parte 2

Insoladora

Pack de iniciación a la serigrafíaEste post es la segunda parte de nuestra guía explicativa sobre qué es la serigrafía. En la parte 1 os explicamos cómo preparar el fotolito, seleccionar la pantalla y emulsionarla. Y ahora vamos a analizar el resto de pasos de la serigrafía: cómo insolar la pantalla, realizar el revelado de la pantalla y por último serigrafiar o estampar la camiseta, sin olvidar que deberemos secar o curar las tintas.

Después de realizar el emulsionado de la pantalla, estos son los pasos que debes seguir:

ÍNDICE

    4. Insolación

    InsoladoraRecuerda que todavía estás trabajando en una habitación oscura. Ahora debes colocar el fotolito sobre la cara externa de la pantalla, asegurando el contacto del fotolito con la pantalla, y debes exponer la pantalla a la luz para conseguir el revelado. La emulsión es un producto sensible a la luz, de modo que toda la pantalla quede expuesta a la luz excepto la parte oscura del fotolito, el diseño. Es importante que la insolación se realice durante el tiempo correcto, ya que un tiempo reducido generará diseños débiles mientras que un tiempo excesivo podría enmascarar los detalles más pequeños o imposibilitar el revelado. Recomendamos utilizar una insoladora que garantizará la perfecta exposición a la luz.

    5. Revelado

    Seguimos trabajando en una habitación oscura, extraemos el marco de la insoladora y procedemos a lavarlo aplicando un chorro de agua suave por ambas caras de la pantalla hasta poder ver el diseño y a continuación un chorro de agua con mayor presión por el lado externo de la pantalla hasta eliminar toda la emulsión no expuesta a la luz. Dejamos secar la pantalla a temperatura ambiente, con ventiladores o en una cabina de secado. Cuando la pantalla esté totalmente seca, debes aplicar cinta adhesiva en los bordes para evitar que la tinta se introduzca por la junta del marco con la tela.

    6. Serigrafiado o estampado de la camiseta

    Máquina de serigrafía manual de 4 colores con 4 basesHa llegado el momento de fijar la camiseta en la prensa de sobremesa o pulpo y comenzar a serigrafiar. Puedes utilizar spray adhesivo para mantener la camiseta fija. Coloca la pantalla sobre la zona de la camiseta que quieres estampar, y prepara tu racleta. Puedes utilizar entre distintas durezas en función del tipo de trabajo de serigrafía que vayas a realizar. Aplica una pequeña cantidad de tinta horizontalmente en la parte superior de la pantalla y utiliza la racleta para extender la tinta a lo largo de la pantalla, a la vez que presionas. Empuja la tinta con un movimiento continuo asegurándote de que la tinta pasa a través de la tela descubierta o el diseño.

    Si vas a serigrafiar un diseño de más de un color, tienes que incluir marcas de registro en el fotolito para que estas marcas se transfieran también a la pantalla durante el proceso de insolación. Estas marcas de registro te permitirán alinear correctamente la segunda pantalla sobre el diseño del primer color. Pero no olvides que deberás secar el primer color antes de realizar el estampado del segundo color.

    7. Secado o curación de la tinta

    Después de serigrafiar la camiseta queda un último paso importante: debes curar las tintas para asegurar su perfecta fijación y la máxima durabilidad del estampado. No es suficiente con secar la camiseta serigrafiada a temperatura ambiente, sino que debes utilizar un flash de secado, una plancha transfer o un túnel de secado.

    El objetivo es que el estampado alcance la temperatura indicada durante el intervalo de tiempo indicado también por el fabricante. Si utilizas tintas acuosas, debes curar el estampado a 150-160ºC durante 30 segundos.

    Estos son los pasos básicos para serigrafiar una camiseta. Si te interesa incorporar esta técnica de marcaje, te recomendamos que adquieras un kit de iniciación y realices tus propias pruebas hasta que consigas buenos resultados. Es un proceso muy creativo pero que requiere de cierto aprendizaje, que solo adquirirás serigrafiando. Descubrirás que tener las herramientas adecuadas y saber utilizarlas correctamente te permitirán obtener un resultado profesional.

    También te puede interesar

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir