Máquinas de pretratamiento

Para utilizar nuestras impresoras digitales de camisetas con tejidos oscuros es necesario aplicar un pretratamiento o imprimación que sirve de base a la primera capa de tinta blanca. Hasta hace poco la única forma de aplicar el líquido de pretratamiento esa utilizar una pistola pulverizadora como la que emplean los pintores. Y sigue siendo un sistema totalmente válido por lo económico que resulta.

Pero a medida que nuestros clientes se han ido profesionalizando a muchos de ellos empieza a surgirle la necesidad de un sistema más profesional que solucione algunos de los problemas de la aplicación con pistola.

  • La primara cuestión a solucionar es la falta de regularidad. Cada usuario tiene un criterio, que además puede variar según el día. La consecuencia es una desigualdad de calidad de unas partidas a otras, incluso de unas camisetas a otras.
  • La otra, no menos importante, es la suciedad que se genera en forma de líquido pretratamiento dispersado. Hay que tener en cuenta que la imprimación es un líquido viscoso al que se pega con facilidad el polvo y que puede dañar mecanismos y circuitos de las máquinas.

Por todo ello, en Brildor tenemos la satisfacción de presentar las nuevas máquinas de aplicación de pretratamiento Pretreater I y II, que vienen a solucionar totalmente estos dos problemas citados, además de otras ventajas adicionales.

Se trata de máquinas similares en prestaciones aunque distintas en precio y estructura (en una se mueve la mesa, en la otra las boquillas) y que resultan ser dos escalones de una rápida evolución. Las diferencias más importantes entre ambos modelos está en el campo de aplicación (38x48cm para el modelo I y 42x60 para el modelo II) y en la estanqueidad de la máquina, que solo es total para el modelo II.

Ambas máquinas disponen de 4 boquillas de pulverización de la que se puede regular el caudal, la frecuencia y la zona de aplicación. Las 2 primeras prestaciones se regulan electrónicamente mientras que la última se hace mecánicamente, posicionando al gusto unos topes. Sencillas de usar, disponen de la cantidad justa de sofisticación, lo que se ve recompensado en el precio de la máquina y en su reducido coste de mantenimiento y casi total ausencia de posibles averías. El mantenimiento de la máquina se reduce a la limpieza diaria de las boquillas, para lo que se incluye un limpiador ultrasónico, una operación que se realiza en aproximadamente 1 minuto.

Usar la máquina de pretratamiento  también proporciona un considerable ahorro en el consumo de pretratamiento, que ahora ya no acaba depositado en toda la sala de trabajo sino sobre la zona deseada de la prenda.

Y para completar totalmente el progreso, también presentamos un nuevo líquido de imprimacion AUTO, especialmente diseñado para su uso en estas máquinas. En su formulación se ha trabajado en dos importantes mejoras:

  • El líquido es más fluido, menos denso, para evitar que las boquillas se atasquen con frecuencia.
  • No genera los problemas de óxido que producía su antecesor, lo que ahora es especialmente importante.

Para aquellos clientes que están satisfechos con la versión anterior del líquido de pretratamiento, porque siguen aplicándolo con pistola, seguimos ofreciéndolo como siempre, ahora con el nombre BASIC.

La velocidad de la aplicación, un máximo de 5 segundos dependiendo de la superficie y cantidad, es otra importante prestación. Una sola máquina puede atender la producción de varias impresoras o, alternativamente, permite pretratar gran cantidad de camisetas al inicio de la jornada y eliminar ese proceso el resto del día, facilitando un flujo de trabajo más cómodo y eficaz.

Ha llegado del momento de dar un paso adelante en la impresión digital de camisetas. Si quieres ofrecer una calidad regular esta es la solución que necesitas. Ven a ver la máquina en nuestro showroom o pídenos muestras sin compromiso.

También te puede interesar

Subir