La logística de Brildor

Brildor instalaciones

Brildor instalacionesEn Brildor hemos apostado por el comercio electrónico para que nuestros clientes puedan realizar sus compras cómodamente desde cualquier lugar geográfico. El cliente sólo tiene que conectarse a internet y en unos minutos realiza su compra indicando la dirección donde quiere recibir el pedido. Trabajamos con varias agencias de transporte para llegar a diario a cualquier destino de España (Península, Baleares o Canarias) o del extranjero. El proceso es muy sencillo para el comprador:

  1. Accede a nuestra tienda online y selecciona tus productos
  2. Indica la dirección de entrega
  3. Realiza el pago (tarjeta de crédito, paypal o transferencia bancaria).

Si estás en la península, recibirás tu compra cómodamente en tu domicilio en  24-48 horas.

¿Parece sencillo? Sí, es muy sencillo para el comprador pero detrás de este proceso de compra hemos diseñado un proceso de logística que nos permite atender estos pedidos del modo más rápido y eficiente.

Nuestro espacio se compone de 4 secciones:

  • Zona de recepción y salida de mercancía
  • Área de producción
  • Almacén de stock
  • Preparación de Pedidos

Zona de producción de Brildor 
ÍNDICE

    Nuestro aprovisionamiento y recepción de mercancía:

    A diario recibimos en nuestro muelle de carga mercancía que hemos solicitado a nuestros proveedores. Esta mercancía se traslada del muelle de carga a la zona de recepción, donde:

    • A  cada producto se le asigna una referencia y se etiqueta con la mayor rapidez posible. Este proceso se realiza a diario, y si el producto a recepcionar está agotado y tenemos clientes esperando su llegada, este se gestiona inmediatamente.
    • Se procesa el albarán (que es el documento que acompaña a la mercancía) y se comprueba si alguno de nuestros clientes está esperando esa mercancía.

    En este momento, la mercancía recibida tiene dos destinos posibles:

    •  Zona de pedidos: donde se trasladan aquellas unidades que nuestros clientes están esperando.
    • El almacén: donde se traslada el resto de la mercancía. En el almacén, la mercancía se guarda en su ubicación, un dato muy importante, ya que esta nos indica dónde está cada producto y guía a nuestros operarios en la recogida de material.

    El objetivo de este proceso es:

    -       Formalizar la recepción de mercancía lo antes posible

    -       Asignar está mercancía a pedidos/peticiones pendientes o a almacén

    -       Mantener un inventario actualizado en la zona del almacén

    Almacén de Brildor

    Tramitación de pedidos:

    El proceso se inicia cuando un cliente se conecta a internet, accede a nuestra tienda online y realiza un pedido online.

    Este pedido llega a nuestro departamento de administración que comprueba todos los detalles y, si todo es correcto el pedido pasa a la zona de pedidos.

    En la zona de pedidos, deben preparar todos los artículos solicitados en cada pedido. Para ello, accederán al almacén donde deberán buscar cada uno de los  artículos solicitados por el cliente. Estos artículos se van colocando en una cubeta o en un palet, dependiendo de las proporciones del pedido.  Los pedidos poco voluminosos (cubetas) se agrupan y son trasladados en carros para regresar con ellos a la zona de pedidos.

    En esta sección también en ocasiones deben resolverse incidencias, por ejemplo si alguno de los artículos solicitados no está disponible, si no existe suficiente cantidad para atender al pedido que ha hecho el cliente. En estos casos, intentamos dar una atención personalizada a cada cliente para poder solucionar el problema individual.

    Después los pedidos deben ser empaquetados y preparados para que sean recogidos por la agencia de transporte, que entregará el paquete al destinatario. En este último proceso, se debe pesar y medir el paquete, rellenar todos los datos y etiquetar el paquete con los datos correspondientes solicitados por la agencia de transporte. Los paquetes preparados son recogidos en nuestro muelle de carga por las agencias de transporte, que deberán trasladarlos con diligencia hasta la dirección del comprador.

    Es un proceso complejo pero claramente definido y organizado para poder atender a nuestros clientes de modo eficiente.

    También te puede interesar

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir