¿Dónde encuentro financiación para mi negocio?

financiaciónSi ya tienes una idea de negocio, y has llegado al planteamiento teórico del mismo mediante la elaboración de un Plan de Negocio, Plan Financiero y un Plan de Marketing, el paso siguiente es conseguir financiación para que tu proyecto se convierta en un negocio real.

Este es uno de los problemas más difíciles de resolver para el pequeño empresario autónomo, sobre todo en las circunstancias actuales de incertidumbre que ha ocasionado que las entidades financieras  restrinjan el acceso al crédito.

En este post vamos a realizar un repaso completo a todas las fuentes de financiación disponibles para el pequeño emprendedor que decide montar un negocio en España.

ÍNDICE

    1. Ahorros o capital propio

    Es importante contar con un ahorro inicial como fuente inicial de fondos. La mayoría de negocios de personalización que puede montar un empresario individual autónomo suelen requerir un pequeño capital.  Aunque sólo  puedas aportar una pequeña parte de la inversión (al menos un 25% del importe total), el dedicar tus ahorros para arrancar el negocio te aportará mayor independencia y capacidad de decisión. Pero sobre todo, conseguirás transmitir mayor credibilidad y seriedad a la hora de convencer a otros inversores,  entidades financieras, administraciones, etc. Incluso para conseguir una subvención, en muchos casos se exige una aportación propia mínima de capital. En definitiva, estás transmitiendo que crees en tu proyecto y estás dispuesto a apostar por él con tus propios ahorros, de este modo conseguirás convencer a los demás.

    2. Préstamos y créditos

    Estas son las dos operaciones más conocidas de financiación bancaria.

    El préstamo es un producto bancario que permite al cliente recibir una cantidad determinada de dinero, con el compromiso de devolver ese importe más los intereses pactados, mediante pagos periódicos (cuotas).

    Mientras que en el crédito, la entidad pone a disposición del cliente un importe máximo pactado para que disponga del dinero a medida que lo vaya necesitando, y en cualquier momento del periodo de tiempo acordado. En contraprestación, el cliente deberá devolver el importe utilizado, los intereses y las comisiones en el plazo de tiempo acordado. El cliente puede volver parcial o totalmente el importe dispuesto antes de su vencimiento, y puede volver a disponer del mismo durante la vida del crédito.

    Puedes acudir a distintas entidades financieras tanto privadas como públicas. El Instituto de Crédito Oficial, es un ejemplo de entidad pública que concede créditos de apoyo a las nuevas empresas.

    3. Aportaciones de inversores

    inversoresEl emprendedor no siempre dispone de suficientes ahorros ni patrimonio que pueda utilizar como aval para conseguir un préstamo o crédito bancario. O incluso en caso de conseguir que el banco le preste dinero, el hacer frente a las cuotas mensuales de devolución del préstamo y al flujo de caja del negocio puede poner en peligro su viabilidad durante la fase inicial. Por ese motivo,  es interesante contar también la aportación de inversores, tanto individuales, colectivos o como sociedades.

    Entre las distintas modalidades de inversores destacamos los siguientes:

    • Inversores privados: tu proyecto empresarial les ha convencido y deciden participar en el mismo con aportaciones propias de capital, puedes acudir a familiares, amigos, etc.
    • Socios para tu negocio: Es posible que encuentres un socio capitalista o un socio con conocimientos técnicos que se involucre activamente en el negocio. En este caso deberás constituir una empresa y cumplir con todos los requisitos administrativos correspondientes.
    • Capital Riesgo: Son sociedades inversoras cuyo objeto principal consiste en la toma de participaciones temporales en el capital de pequeñas y medianas empresas (no financieras y de naturaleza no inmobiliaria) con dificultades para obtener financiación. Además de tomar participaciones, la sociedad de capital riesgo también puede ofrecer apoyo gerencial y asesoramiento empresarial. Su objetivo siempre es conseguir beneficios.
    • Sociedades de Garantía Recíproca: Son sociedades mercantiles cuyo objetivo es ofrecer apoyo financiero a las PYMES. Su misión no es prestar dinero sino avalar a la empresa, después del  oportuno estudio de viabilidad, y realizar las correspondientes labores de intermediación

    Nuevas ideas de Financiación:

    En los últimos años han surgido muchas plataformas digitales que ofrecen fórmulas innovadoras para poner en contacto al emprendedor con inversores interesados en apoyar su negocio. Se trata de propuestas surgidas en países anglosajones y por este motivo se las conoce con su nombre inglés:

    • crowdfunding o microfinanciación colectiva donde muchos usuarios financian un proyecto empresarial porque se sienten identificados con la causa o el proyecto. Cabe destacar la plataforma Kickstarter, pero en los últimos años han surgido otras muchas propuestas como Projeggt, Comunitae, etc.
    • business angels (individuos que financian proyectos empresariales en sus fases iniciales). Existe una Asociación Española de Business Angels (AEBAN) que aglutina distintas redes de business angels.

    Si tienes una idea innovadora, puedes acudir a estas plataformas e intentar convencer a los inversores para que apuesten por tu negocio.

    4. Ayudas y subvenciones

    Las ayudas financieras de las Administraciones Públicas generalmente se formalizan en forma de créditos con un tipo de interés inferior al que ofrecen los bancos, también se les conoce como créditos blandos.

    Una subvención es una disposición de dinero sin contraprestación directa, sino sujeta al cumplimiento de un determinado objetivo, actividad  o situación concreta.

    Los plazos de concesión suelen ser muy largos porque su obtención  está sujeta a la solicitud, estudio, resolución y pago. Y en algunos casos, la subvención se otorga después de haber realizado el gasto pertinente, por lo que no podemos depender de s concesión para iniciar un negocio.

    5. Microcréditos

    Los microcréditos son préstamos de pequeña cuantía que generalmente se conceden a personas con una iniciativa empresarial con el objetivo de incentivar el autoempleo, la integración social, etc.

    Las condiciones de estos microcréditos (plazos, tipo de interés, comisiones, etc.) pueden variar, según la institución que los conceda.

    Por supuesto que nos gustaría conocer tu experiencia en la obtención de crédito para tu negocio y seguir ampliando este post con nuevas aportaciones. Escríbenos y cuéntanos cómo has conseguido financiar tu proyecto.

    También te puede interesar

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir