Mokomoko: Apostar por la ilustración y ganar en felicidad | Episodio 4

Reproducir en una ventana nueva | Descargar Podcast

¿Alguna vez habíais escuchado la palabra Mokomoko? Significa lagarto en maorí, pero gracias a Dioni Álvarez ahora también es una marca de ropa. “En mi grupo de amigos nos llamamos los largartitos, con ellos solo me ha pasado cosas buenas así que tenían que estar en este proyecto de alguna forma”, cuenta el fundador de Mokomoko. 

Este joven emprendió en el 2020, en plena pandemia, un proyecto que llevaba mucho tiempo en su mente. Dejó atrás su trabajo de administrativo y se puso a diseñar camisetas únicas y originales mediante la impresión directa. "Me decanté por el DTG por la calidad del diseño en la camiseta y por la durabilidad", explica el fundador de Mokomoko.

“No era feliz en mi antiguo trabajo y quería hacer algo que me llenara. El dibujo siempre me había gustado, desde pequeño, y ahora mi hobby es mi trabajo”, asegura Dioni Álvarez en la entrevista con Brildor. Siempre le había gustado dibujar y diseñar, pero fue su pareja quien le animó a emprender. “Estuve pensándolo mucho, pero la verdad es que Mokomoko es la mejor decisión que he tomado”, afirma.

Esta tienda online ha crecido mucho gracias a las redes sociales y Dioni asegura que " hoy en día son muy importantes porque todos tienen redes sociales y si no tienes no llegas a nadie". Además, cuenta que muchos de los encargos que ha hecho le han llegado por Instagram o Facebook.

Respecto a la producción de Mokomoko la realiza Dioni en solitario, aunque a veces con ayuda de su pareja. Él hace el diseño, lo estampa en la prenda, lo empaqueta y lo envía. Depende del dibujo puede tardar unos días o una semana en tenerlo todo listo. “No importa la hora ni el día que sea, a veces se me hace la hora de dormir y no me doy cuenta. Disfruto haciendo lo que hago”.

Y es que, son muchos los diseños que Mokomoko ofrece a sus clientes y Dioni se inspira para dibujar en lo que a él le gusta, en recuerdos de su infancia y en sugerencias que le hacen sus amigos. Desde su página web se pueden ver las colecciones que tiene disponibles como Dragon Doll, The Princess Warrior, Con Alma Yoga y más. Además, también realiza diseños personalizados y acepta cualquier tipo de pedido. “Me piden ilustraciones de sus hijos, hago muchos perros y recientemente he dibujado a Baby Yoda por un encargo”, cuenta Dioni Álvarez.

Él dibuja todo lo que le encarguen, no importa cómo de raro sea. “Me han llegado a pedir que dibujara un Donald Trump Zombie comiendo helado, me sorprendió pero lo hice”, cuenta Álvarez. Y es que de los dibujos raros “pueden salir diseños muy chulos”.

Todo comienzo suele ser complejo y el de Dioni no iba a ser menos. Le pilló en pleno confinamiento cuando quiso emprender. Pero por suerte, en tan solo un año Mokomoko ha ido creciendo tanto que a partir de junio estará abierta su primera tienda en Jerez de la Frontera. “No me imaginaba que en tan solo un año iba a crecer de esta manera”, asegura Dioni, pero "la vida son dos días y hay que tirarse a la piscina".

¡Escucha el podcast completo si quieres conocer más del mundo Mokomoko!

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir