¿Te conviene usar el papel de sublimación lento o rápido?

El papel de sublimación es uno de esos elementos imprescindibles en esta técnica de personalización, ya que la elección del tipo de papel influirá directamente en el proceso de sublimación y, por supuesto, en el resultado final de la personalización.

Existen dos tipos de papel de sublimación según su gramaje; el papel de secado rápido y el de secado lento. Cada uno es más adecuado para un tipo de productos. Por eso, a lo largo de este post te enseñaremos a identificar cada uno de ellos y comentaremos las ventajas, desventajas y cómo solucionar sus problemas.

ÍNDICE

    Cómo elegir el tipo de papel de sublimación

    Hay que tener en cuenta que un papel de sublimación con calidad mantiene los puntos de tinta lo más pequeños posibles para conseguir una gran calidad de imagen.

    Además, para que la transferencia se haga correctamente, tras planchar el producto debe haber la menor tinta posible en el papel. Cuanta menos tinta quede mejor se habrá hecho la transferencia, lo que significa que el papel es de calidad.

    Así que, este punto es importante tenerlo en cuenta porque definirá la rapidez de secado del papel, aunque mejor dicho, su capacidad de absorción y transmisión de la tinta.

    Para identificar cuál es un papel de sublimación de secado lento y cuál es un papel de sublimación de secado rápido tendrás que fijarte en el gramaje del papel. Se considera que un papel de secado lento para sublimar cuando tiene poco gramaje, menos de 100 g/m², es decir, que es fino. Por otra parte, el papel de sublimación de secado rápido cuando el gramaje es igual o mayor a 100 g/m², siendo este más grueso.

    Lo más recomendable es utilizar un papel de sublimación de calidad y de gramajes diferentes según el sustrato a estampar. Nosotros recomendamos para textiles papeles finos de poco gramaje como es el TextPrint. Para rígidos recomendamos utilizar papeles más gruesos y mayor gramaje como el Brildor 120, que, además, cuenta ahora con una medida especial para tazas, que es el ejemplo de la imagen siguiente.

    Muchos habíais preguntado por el papel de sublimación de secado lento, sobre sus características y sus usos. Sin embargo, es un tipo de papel que suele dar algún problema. Por eso, tienes que saber cuándo utilizarlo y las soluciones a los posibles errores.

    Taza con papel de sublimación

    Cómo evitar el camino de hormigas de sublimación

    Uno de los principales problemas de utilizar un papel de sublimación de secado lento es que puede aparecer el llamado “camino de hormigas”.

    Pero, ¿qué es el “camino de hormigas” en la sublimación? Pues es el rastro que deja el rodillo de la impresora sobre la tinta al arrastrar el papel.

    Esto aparece porque la tinta aún está fresca en el papel y los rodillos delanteros de la impresora al arrastrar el papel para imprimir el diseño. Es entonces cuando los rodillos dejan esa marca en la hoja y aparece en forma de línea de puntos. A veces este problema es imperceptible en el papel, pero sí que se transfiere y se sí nota en el estampado.

    Camino de hormigas papel de sublimación

    Así que, cuando se utiliza papel de secado rápido se evitan estos “caminos de hormiga”, ya que, al secarse la tinta más rápidamente los rodillos no dejan marcas por tener la tinta fresca.

    ¿Una posible solución para acabar con este problema? Pues si quieres seguir utilizando el papel de sublimación de poco gramaje, puedes configurar la impresora para que imprima de forma unidireccional. De esta manera dará tiempo a que se seque la tinta e impregne bien en el papel durante la impresión. Así, asegurarás el secado de la tinta para que cuando el rodillo pase por encima del diseño la tinta no esté mojada y no quede el “camino de hormigas”.

    Capacidad de absorción y transmisión de tintas

    Al fin y al cabo, el papel de sublimación es un transportador de tintas. Es decir, que esa tinta pasa desde la hoja impresa hasta el producto a personalizar mediante el calor de la plancha.

    Para que el diseño se traspase desde el papel hasta la superficie, las tintas deben impregnar correctamente sobre el papel, pero en este tipo de papeles la tinta queda de manera superficial. Si no esperamos a que se seque la tinta se corre el riesgo a que la tinta migre.

    Para ello, nos tenemos que fijar en el gramaje. Cuánto más gramaje tenga el papel más tinta será capaz de absorber y, por lo tanto, más rápidas se secarán las tintas sobre papel.

    Si queremos personalizar textiles se recomienda utilizar papeles de con poco gramaje, como el TextPrint, porque no es necesario emplear mucha tinta. Si utilizamos uno de gramaje alto estaremos desperdiciando tintas, ya que no se transferirá toda debido a que el tejido de la prenda la absorbe.

    Por otro lado, para personalizar objetos rígidos se utilizan papeles de sublimación de mayor gramaje, ya que necesitan más tintas, como el Brildor 120.

    papel sublimación impreso

    Tiempo de producción según el tipo de papel sublimación

    La consecuencia más clara de utilizar un papel de secado lento o de poco gramaje es que tardarás un poco más en terminar tus pedidos, es decir, tu producción se retrasará y se te acumulará el trabajo.

    Cuando se imprime el diseño en este tipo de papeles no se puede utilizar inmediatamente sobre la superficie a personalizar. Esto se debe a que la tinta todavía sigue húmeda y hasta que no se seque no se puede hacer la transferencia con la plancha transfer.

    Esto ocurrirá sobre todo si no configuras la impresora como te hemos comentado anteriormente, de manera unidireccional para que le dé tiempo a impregnar la tinta en el papel y secarse correctamente.

    Plancha transfer con papel de sublimación

    Preguntas frecuentes sobre el papel sublimación

    🤔 ¿Qué papel de sublimación se utiliza para personalizar textiles?

    Para sublimar textiles se recomienda utilizar papeles de poco gramaje (menos de 100g/m2)

    💡 ¿Qué papel de sublimación se utiliza para personalizar rígidos?

    Para sublimar productos rígidos se utilizan papeles de mayor gramaje (más de 100g/m2). También conocido como papeles de secado rápido.

    🐜 ¿Qué es el camino de hormigas?

    Es la línea de puntos que dejan los rodillos de la impresora cuando la tinta aún está fresca.

    Conclusiones sobre los tipos de papel sublimación

    Una vez que ya conoces las características del papel de sublimación de poco gramaje, o también conocido “lento”, y el de mayor gramaje o "rápido" ya puedes elegir correctamente el que más se adapte a tus necesidades productivas.

    En tu elección final tendrás que tener en cuenta el producto que se va a personalizar. Si es un textil escoge un papel de sublimación de bajo gramaje y si es un rígido opta por los de mayor gramaje.

    Recuerda que si no se espera lo suficiente a que se seque y lo ponemos sobre la superficie con la tinta aún húmeda el color de la tinta puede migrar.

    Otra recomendación para que tu papel de sublimación no sufra cambios es que se guarde en un lugar seco, es decir, que no haya humedad.

    En conclusión, lo mejor, sin duda, es que optes siempre por un papel de sublimación de calidad y según el producto que vayas a personalizar.

    Para saber más sobre cómo elegir el mejor papel de sublimación te recomendamos el post que tenemos en nuestro blog respondiendo a esta cuestión.

    Si tienes dudas sobre los papeles de sublimación, ya sea de secado lento o rápido, puedes ponerte en contacto con nuestro departamento de Atención al Cliente y te ayudaremos en todo lo que necesites.

    Para estar al tanto de las últimas novedades sobre sublimación y coger ideas de personalización, suscríbete a este Blog y a nuestro canal de YouTube. También estamos en Instagram, Facebook y en iVoox. ¡Síguenos, te esperamos!

    ¡Nos leemos en el próximo post!

    También te puede interesar

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir