¿Qué es la serigrafía? Parte 1

Pantalla de serigrafía

SerigrafíaLa serigrafía es una técnica de impresión que consiste en preparar una pantalla o bastidor con una tela tensada en la que habremos plasmado un diseño mediante la aplicación de un barniz que bloquea la zona de la tela sin imagen. A continuación haremos pasar la tinta por la pantalla para estampar el diseño sobre un número elevado de prendas o artículos.

Se trata de una técnica milenaria, que a partir de principios del siglo XX consiguió una amplia implantación, gracias al desarrollo de técnicas fotográficas y productos químicos que facilitaban el proceso. Hoy en día, con un sencillo kit de serigrafía puedes realizar tú mismo el proceso completo. En este post vamos a explicar la técnica de serigrafía paso a paso, utilizando los elementos que te ayudarán a conseguir un resultado óptimo.

Si estás pensando en la serigrafía posiblemente imagines el proceso final de marcaje de la camiseta extendiendo la tinta sobre la pantalla con la ayuda de una rasqueta. Sin embargo este es uno de los últimos pasos del proceso, y previamente hay que realizar un trabajo de preparación de la pantalla que es esencial para conseguir un buen resultado. La preparación de la pantalla es la etapa más costosa, y por este motivo la serigrafía es apta para imprimir tiradas medias o grandes de camisetas con el mismo diseño. De este modo se amortiza el coste inicial de preparación de la pantalla.

A continuación vamos a analizar todos los pasos que debes realizar para serigrafiar camisetas:

ÍNDICE

    1. Preparación del diseño y el fotolito

    Fotolito para serigrafiaEn primer lugar debemos preparar el diseño, que puede ser propio o una imagen descargada de internet. Es importante seleccionar una imagen con suficiente calidad y debes tener en cuenta que en serigrafía, cada color del diseño representa una pantalla. Por este motivo, debes separar los colores de tu diseño y crear una pantalla para cada color. Existen programas que facilitan este proceso de separación de colores. En cualquier caso, para comenzar te sugerimos que elijas diseños sencillos a ser posible de un solo color o dos colores.

    Una vez seleccionado el diseño, debes imprimirlo en color negro sobre un fotolito. Durante la fase posterior de exposición de la pantalla, la función del fotolito es evitar que la luz llega a la pantalla exactamente donde está impreso en negro. Por lo tanto, es importante imprimir el fotolito correctamente.

    2. Selección de la pantalla

    Pantalla de serigrafíaA la hora de seleccionar la pantalla debemos tener en cuenta qué artículo vamos a serigrafiar, y aunque es posible estampar por serigrafía gran cantidad de artículos aquí vamos a centrarnos en la estampación de tejidos, principalmente camisetas.

    La pantalla se compone de un marco de madera o aluminio en el que se tensa una tela o tejido. El tamaño del diseño determinará las dimensiones de la pantalla que vamos a utilizar. Y el tipo de diseño determinará la malla o tela que debemos utilizar. Si el diseño tiene detalles muy pequeños deberemos utilizar una malla con mayor número de hilos por cm. No obstante, para serigrafía sobre textiles se suele recomendar utilizar una malla con uan trama T-43 o 43 hilos/cm.

    3. Emulsionado de la pantalla

    Emulsión para serigrafia FotopolConsiste en aplicar una emulsión fotoreactiva sobre la malla o tela de la pantalla. Para poder hacerlo tienes que trabajar en una habitación oscura, con luz de seguridad roja o amarilla y evitando en todo momento la exposición a la luz natural o la luz de fluorescentes o bombillas. Nuestra emulsión ya está lista para usar y no es necesario aplicarle ningún sensibilizador o reactivo. Utiliza una raedera para distribuir la emulsión homogéneamente por la superficie de la pantalla y crear una película uniforme. El marco debe estar inclinado 45º y aplicarás primero 1 pasada de emulsión por el lado externo de la pantalla y 2 pasadas por el interno (este será el último). A continuación debes colocar el marco en posición horizontal, con el lado externo (lado del estampado) hacia abajo para asegurar que la emulsión constituye una capa fina. Deja secar la pantalla en esta posición durante veinticuatro horas, a una temperatura de 25-35ºC y humedad relativa máxima del 50%. Luego es recomendable pasar un secador de pelo a través de la pantalla para quitar la humedad de la noche.

    No te pierdas la segunda parte de este post, donde explicamos el resto de pasos de la serigrafía.

    También te puede interesar

    1. ¡Muy buenas consideraciones sobre la personalización de la ropa! Nosotros creemos que esta alternativa es excelente a la hora de crear ropa laboral o uniformes de trabajo. Este tipo de prendas aportan numerosos beneficios tanto a empresarios como a los trabajadores. Sin duda, una herramienta ideal para cualquier negocio que quiera posicionar su marca y generar mayor confianza.

    2. manuel vides dice:

      excelente todo gracias por la información

      1. Nos alegramos de que nuestro blog te resulte útil.

    3. Jose omar dice:

      Soy un apasionado de la serigrafia.creo que su articulo es muy interesante.un .saludo

      1. Agradecemos mucho tu comentario y nos alegramos de que la información te haya resultado interesante.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir