7 variables de éxito en la sublimación

Portarretratos sublimados

Portarretratos sublimadosSi tienes un negocio de personalización basado en la técnica de la sublimación, tu objetivo es conseguir una producción regular, constante, predecible para poder establecer unas previsiones de producción, ventas e ingresos.  Pero con frecuencia surgen problemas y te encuentras con variables de difícil control.

El ajuste de la presión, tiempo y temperatura son las variables habitualmente controladas, y sobre las que solemos incidir como elementos clave en la consecución de una transferencia óptima de las imágenes.

Aunque también existen otras variables decisivas, que generalmente no plantean ningún problema cuando trabajamos con los valores óptimos. Son las grandes desconocidas y por este motivo, son más difíciles de controlar. En este post vamos a analizar todas las variables que debes controlar para conseguir un resultado óptimo en la sublimación.

1. Tintas de sublimación:

Es esencial trabajar con tintas para sublimación de máxima calidad. La sublimación es el proceso químico en el que las tintas se transfieren del papel al sustrato, penetrando en la superficie del sustrato. Es cierto que los cartuchos de tinta son caros y supone un desembolso importante cuando tenemos que reponer la tinta. Pero si analizamos la cantidad de tinta consumida en un solo trabajo, nos daremos cuenta de que es una porción mínima del coste total del producto. Las ventajas que aporta el uso de cartuchos sellados se traduce en menos problemas en el mantenimiento de la impresora.

2. Papel de sublimación:

El papel de sublimación actúa como transportador de la tinta, y es importante que cumpla dos funciones: la primera, debe mantener puntos de tinta los más pequeños y definidos posibles (lo que se conoce como ganancia de punto mínima), y en segundo lugar, debe permitir la liberación o transferencia máxima de tinta para obtener la saturación de colores óptima.

3. Tipo de sustrato:

La sublimación se realiza sobre una superficie de poliéster o con un tratamiento especial de poliéster. La capa de poliéster debe tener el grosor necesario, y el resultado final dependerá en gran medida de esto. Si utilizas artículos personalizables ya preparados para la sublimación, conseguirás un resultado consistente.

4. Condiciones ambientales:

La temperatura y la humedad ambiental también tienen un claro efecto en el resultado. En ocasiones habrá que planchar el sustrato previamente para eliminar la humedad acumulada. En algunos sustratos (paneles fotográficos) se recomienda plancharlos previamente con un paño para que el paño absorba la humedad desprendida por el sustrato.

La trascendencia de esta variable variará según las condiciones ambientales de cada lugar. Y en ocasiones será necesario aplicar cierto factor corrector para corregir las temperaturas extremas que pueden producirse según la estacionalidad: excesivo frío en invierno o excesivo calor en verano.

5. Tipo de Impresora:

Debemos utilizar una impresora de inyección de tinta y destinarla exclusivamente a la sublimación. Nos interesa seleccionar una impresora fiable que no presente problemas de mantenimiento. Si estás pensando en reconvertir tu impresora habitual de papel en impresora de sublimación, te recomiendo que no lo hagas. El precio de las impresoras se ha abaratado mucho y limpiar los conductos de tinta de tu impresora puede ser una tarea imposible. No te pierdas este post, donde te explicamos porqué no debes utilizar tu impresora  actual para la sublimación.

6. Perfil ICC de la impresora:

El perfil de colores ICC de la impresora debe estar correctamente calibrado antes de comenzar a imprimir. Si tienes una impresora Ricoh y vas a utilizar tintas InkSub descárgate e instala el perfil de color adecuado para poder  conseguir los colores deseados. Recuerda que el diseño imprimido sobre el papel no muestra el colorido final que resultará al transferirlo al sustrato.

7. Plancha:

Existen muchas planchas transfer en el mercado, pero nos interesa trabajar con una plancha robusta que nos permita regular correctamente la presión, la temperatura y el tiempo. En ocasiones, es necesario calibrar la temperatura para comprobar que las resistencias funcionan correctamente, porque en caso contrario se produciría una transferencia irregular del diseño.

Es importante conocer todas estas variables, para entender su repercusión sobre el producto final. Y debemos tratar de controlarlas en la medida de lo posible.

Quien consigue controlar estas variables, descubre que la sublimación es una técnica muy sencilla. Cualquiera puede iniciarse en la técnica de sublimación, pero solo algunos consiguen buenos resultados pronto, y es gracias a conocer y controlar estas variables.

¿Has conseguido buenos resultados en la sublimación? ¿Qué variables fueron más problemáticas para ti?

También te puede interesar

  1. Daiana dice:

    Buenas tardes. Cuando hago la impresión en colores como verde, azul salen perfectos en la impresión pero al pasarlos a la tela el verde queda amarillo y el azul Rosa. Podrías ayudarme.

    1. Mariola Navarro dice:

      Hola Daiana, comprueba que la temperatura de la plancha es la mista en todo el plato, ya que si no es así, no se podrá transferir adecuadamente la tinta del papel de sublimación al objeto que estés personalizando. Comprueba también si estas siguiendo los parámetros adecuados en la sublimación que indica el proveedor y que los productos que utilizas sean de buena calidad. Saludos.

  2. yaanet dice:

    los rompecabezas de carton con brillante me dan mucha dificultad, pues unos me salen bien y otros se me dañan, he intentado precalentarlos, pero igual nunca se cuando me van a salir bien, daño muchisimossss y vivo en una zona de mucha humedad cartagena colombia.
    gracias por su valiosa colaboracion. y definitivamente concluir que no puedo trabajar ese sustrato porq es mucha la perdida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir