Blog Brildor

Cómo reparar errores en el bordado

bordadora Amaya XTSTodos somos humanos y cometemos errores, pero en el mundo del bordado estos errores pueden tener consecuencias muy graves si no actuamos de inmediato para repararlo. El problema es que generalmente dicha equivocación consigue que nos pongamos nerviosos y no seamos capaces de reaccionar rápidamente. Pero ante cualquier error en un bordado, es importante adoptar rápidamente ciertas medidas para poder rectificar del modo menos traumático. A modo ilustrativo, piensa en lo importante que es aplicar correctamente unos primeros auxilios ante  un pequeño accidente, el saber aplicar estas medidas básicas de primeros auxilios generalmente facilita la recuperación.

A continuación te incluimos unas recomendaciones que debes seguir cuando detectes un error de bordado. Sigue nuestros consejos y podrás solucionar el problema más fácilmente.

1. Actúa pero sin prisa

Todos conocemos el dicho “vísteme despacio que tengo prisa” y también es aplicable al mundo del bordado. Es importante mantener la calma para poder analizar la situación y  adoptar las decisiones correctas. La máquina de bordar sólo parece dar problemas cuando estamos bordando una prenda muy valiosa, o tenemos una fecha de entrega muy ajustada. Generalmente el problema surge porque estamos trabajando con prisas, y la situación se complica aún más. Pero nunca debes intentar reparar el error con prisas porque el resultado puede ser fatal. Si has bordado algo incorrectamente e intentas deshacer las puntadas, posiblemente acabarás agujereando el tejido. La clave está en mantener la calma y tener paciencia durante la reparación del error, y de este modo conseguirás un mejor resultado. Además, si tenemos prisa es posible que volvamos a equivocarnos de nuevo.

2.   Mantén la prenda en el bastidor

bastidor para bordadoCuando detectes un error de bordado lo primero que debes hacer es no sacar la prenda del bastidor. Se trata de una recomendación muy simple, y es que la primera reacción ante un error es extraer la prenda del bastidor y retirarla.

Si retiras la prenda del bastidor, resultará casi imposible volver a colocarla en el bastidor exactamente en la misma posición. Mientras que si la mantienes en el bastidor después de corregir el error, podrías proseguir con el bordado. Sólo tendrás que encontrar la puntada correcta y volver a poner en marcha la bordadora sin tener que realizar ningún reajuste de la máquina. Al menos tendrás una referencia para reiniciar el bordado. Cuando descubras un problema de bordado que debes corregir, toma nota del punto exacto del diseño donde se presentó el error. Y a la hora de repararlo, siempre debes anotar la puntada donde se detuvo la bordadora.

En ocasiones, puedes incluso anotarlo en la entretela que se utiliza en la parte posterior de la prenda. El problema generalmente habrá ocurrido antes de esa puntada, pero al menos tienes un punto de referencia dentro del diseño. Y posteriormente puedes volver a ese punto (o ligeramente antes de esa puntada), cuando ya hayas corregido el error.

Y ¿por qué es importante anotar en qué punto del picaje se produjo el error? Aunque lo fácil sería dejar la máquina parada hasta resolver el error y poder retomar el bordado. Esto es totalmente improductivo y lo más eficiente es seguir bordando otra prenda a menos que la reparación del error sea muy sencilla. Si necesitas de 20 a 30 minutos para deshacer las puntadas, podrías aprovechar este tiempo para bordar otros 3 ó 4 diseños. Es recomendable tener algún bastidor de repuesto (uno o dos de cada tamaño), para poder retirar el bastidor con la prenda en la que te has equivocado y seguir con tu producción.

3. Consejos sobre cómo deshacer puntadas  

En la mayoría de casos, para reparar un error de bordado es necesario deshacer las puntadas. Es preferible deshacer sólo la parte del diseño que está incorrectamente bordada para volver a bordarlo correctamente. Intenta deshacer el mínimo de puntadas, y no el diseño completo.

Un pequeño truco consiste en encuadrar el diseño en un papel o forro para marcar sobre este el error y utilizarlo como referencia del picaje anterior. De este modo, podrás utilizar tu punto de origen (el punto inicial del diseño) también como referencia. En lugar de comenzar el diseño por el centro, puedes comenzar en un punto del diseño previamente bordado. Después de cargar el picaje, podrás encontrar ese punto y alinearlo con la máquina de bordar.

Intenta deshacer una parte completa del diseño, y no sólo la sección que debe ser repetida. Por ejemplo, si al bordar un nombre nos hemos equivocado sólo en una letra, posiblemente será más fácil alinearlo si deshaces todas las letras antes o después del error, en lugar de deshacer sólo la letra incorrecta e intentar alinear y repetir el bordado de esa única letra.

4. Bordar por encima

En ocasiones no es necesario deshacer las puntadas para reparar un error, porque puedes taparlo con las puntadas correctas. Estos errores generalmente se producen al bordar con un hilo del color incorrecto. Cuando detectes el problema, simplemente retrocede hasta el punto del diseño donde te equivocaste del color y borda por encima con el hilo del color correcto.

El único problema es que en ocasiones el hilo del color correcto podría verse a través de las nuevas puntadas. Para evitar esto, puedes colocar una entretela fina antes de bordar con el hilo del color correcto. La entretela actuará como barrera, evitando que el primero hilo se vea a través del nuevo color. Puedes utilizar una entretela arrancable y después de bordar puedes detener la bordadora para arrancar la entretela sobrante antes de proseguir con el bordado.

Ocultar errores con puntadas nuevas es un truco muy antiguo utilizado en el mundo del bordado. Puedes incluso crear un diseño de relleno para ocultar el error inicial.

5. Reparar agujeros

Reparar agujeros puede ser complicado o fácil. Si el agujero se genera en el área del bordado, las puntadas generalmente podrán ocultarlo. En este caso, sólo tienes que retroceder hasta una posición  anterior al agujero, coloca un pequeño trozo de entretela debajo de la prenda y vuelve a bordar encima. Las puntadas del bordado repararán el orificio y gracias a la entretela es difícil que vuelva a romperse por esa zona.

El problema puede producirse cuando el bordado no cubra el agujero, en ese caso será necesario remendar el agujero. Analiza la posibilidad de crear una zona de relleno para ocultar el agujero y bordar encima. Por supuesto, debes tener en cuenta el valor de la prenda sobre la que bordas, si el agujero se produce en una camiseta de €2 y la reparación no es sencilla, simplemente tira la camiseta a la basura.

6. Minimiza el tiempo perdido

Lo ideal es poder reparar los errores sin tener que detener la producción. Si consigues que la bordadora siga funcionando mientras reparas el error, y a continuación acabar de bordar la prenda reparada, te asegurarás de minimizar el tiempo perdido.

Sigue estos consejos y podrás reparar los errores de bordado.

¿Cuáles son tus trucos para la reparación de fallos en el bordado? Escríbenos.

67 comentarios

shares